Champú casero con huevo

Champú casero con huevo

¿Sabías que los huevos son ricos en proteínas, minerales como el hierro o el selenio y vitaminas A, D, E? Estos son nutrientes que funcionan muy bien fortaleciendo los folículos pilosos del cuero cabelludo. Razón por la cual, al aplicar huevo directamente sobre el cabello ayuda a restaurar su brillo natural, agrega suavidad y brinda mayor volumen a la melena.

Beneficios del huevo en el cabello

La gran cantidad de proteínas que posee el huevo se encargan de nutrir los folículos pilosos, haciendo que este sea más fuerte, y como resultado, las hebras de cabello se vuelven menos propensas al quiebre. De hecho, los profesionales recomiendan tratamientos capilares a base de huevo crudo, porque sus nutrientes actúan como un acondicionador, notándose los efectos que produce tras dos o tres aplicaciones.

El huevo es una gran manera de librar nuestro cabello del maltrato y de restaurar su salud, ya que los ácidos grasos naturales que posee, aportan mucho brillo y lo dejan muy sedoso.

Receta de champú casero con huevo

Una de las grandes preocupaciones de todos al aplicarse cualquier tratamiento con huevo sobre el cabello es el fuerte olor de la yema, sin embargo, nuestra receta contiene 10 gotas de aceite esencial que ayudan a neutralizar los olores desagradables. Además también incluye un ingrediente tan poderoso como lo es el aloe vera y la miel. Estudios en numerosos centros especialistas han confirmado que la miel se puede usar para tratar la descamación del cuero cabelludo y para evitar la caída del cabello. Por sus propiedades bactericidas es una excelente opción para que actúe como agente limpiador.

Necesitas

  • 1 Huevo entero.
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 1 Cucharada de miel cruda.
  • 2 Cucharadas de gel de aloe vera.

Solo debes poner el huevo en un tazón y batirlo con un tenedor. Poco a poco ir añadiendo los otros ingredientes hasta que todo quede bien integrado.

Para usar este champú, agrégalo sobre el cabello cuando estés en la ducha y realiza suaves masajes sobre el cuero cabelludo para activar la circulación y la absorción de los nutrientes. Deja que actúe por unos dos minutos y luego retira con abundante agua.

Es muy importante que al momento de enjuagar el champú no se haga con agua tibia o caliente, ya que podría cocinar el huevo haciendo que se adhiera a la piel, dejando residuos que traigan consigo consecuencias negativas.

23 de Noviembre de 2021

Deja un comentario